Blog

“Queremos un pueblo sano”

Raúl García Sánchez, fundador y director ejecutivo de la Oficina Pro Ayuda Personas con Impedimentos Inc. (OPAPI), en Yabucoa, reconoce que el trabajo de servicio comunitario es retante, sacrificado y provoca desgaste físico y emocional. Sin embargo, Raúl no se desanima ni le da paso a la frustración porque de muy dentro de sí saca fuerzas para mantenerse en carrera. Por eso su organización continúa activa durante la pandemia del Covid-19, enfocada en proveer servicios de prevención y protección a adultos mayores.

“Este tipo de esfuerzo comunitario para prevenir contagios por coronavirus es retante porque el riesgo no deja de existir; todos estamos vulnerables a contraer el virus; es bien sacrificado, uno se cansa física y emocionalmente”, comenta Raúl.

Para no desfallecer, dice, busca ánimo en su interior. “La energía para continuar no merma porque está dentro de mí, donde están las raíces de servicio público. Hasta que Dios diga seguiré sirviendo a la comunidad”, agrega.

OPAPI es una de las veintitres organizaciones sin fines de lucro que está ejecutando la estrategia de respuesta al Covid-19 desde la base comunitaria, diseñada por la Fundación Comunitaria de Puerto Rico (FCPR).

La organización sin fines de lucro proveerá medidas de prevención y protección para evitar el contagio por el coronavirus a 13 residentes de la égida Casa Dorada y a 100 adultos mayores del barrio Calabazas, el pueblo y el residencial.

Con el donativo que la FCPR otorgó a OPAPI, la organización podrá proveer los siguientes servicios a la población previamente identificada:

  • Acceso a alimentos no perecederos.
  • Acceso a material informativo sobre el Covid-19, el cual apuesta a prevenir otras enfermedades infeccionas asociadas con la higiene inadecuada.
  • Acceso a equipo de higiene y protección.
  • Administración de pruebas Covid-19.

“Para mí la mayor satisfacción es que la comunidad esté bien orientada sobre lo que es la protección, la prevención; mantener a la comunidad activa en la prevención del Covid-19”, destaca Raúl.

También comenta que decidieron unirse a los esfuerzos de prevención del Covid-19 desde la base comunitaria porque “queremos un pueblo sano”.

Según el Dashboard del Departamento de Salud, Yabucoa tiene cinco casos confirmados por coronavirus, al 12 de junio del 2020.

OPAPI es una organización de base comunitaria de más de 20 años, dedicada a satisfacer las necesidades de las personas de bajos ingresos económicos, personas con impedimentos, personas mayores, familias con niños/as y personas sin hogar. Promueve alternativas de vida y servicios directos a individuos, niños y familias, pero con énfasis en las personas con impedimentos y adultos/as mayores.

Activación comunitaria para detener al coronavirus

El donativo otorgado a OPAPI por la FCPR busca promover la activación comunitaria a través de organizaciones sin fines de lucro para prevenir y contener el virus, particularmente entre la población de adultos mayores, comunidad que está en mayor riesgo de muerte, según expertos. También se apoya a otras poblaciones en situación de vulnerabilidad debido a las medidas de aislamiento social relacionadas con el Covid-19.

Para cumplir con su objetivo, la FCPR trazó cuatro estrategias que dan dirección a los donativos: (1) apoyar a las clínicas de salud comunitarias (Centros 330), (2) los esfuerzos dirigidos a la organización comunitaria para establecer iniciativas de salud geriátrica en comunidades, (3) y los esfuerzos que atienden las necesidades de personas sin hogar y mujeres, así como iniciativas de acceso a vivienda y agua, y promoción de la activación económica comunitaria. La cuarta estrategia es el desarrollo de alianzas

Conoce más en COVID-19.

Fotos Suministradas

TAGS: , , , ,

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *