comunicados

Fundación Comunitaria impulsa nuevas incubadoras de microempresas comunitarias para activar la económica solidaria

San Juan, 24 de noviembre de 2021 | Consciente de la necesidad de impulsar la actividad económica
desde la base comunitaria y de las oportunidades que existen en las comunidades, con el potencial de
centrarse en la economía solidaria, la Fundación Comunitaria de Puerto Rico (FCPR) se ha dado a la
tarea de impulsar el establecimiento de incubadoras para el desarrollo de microempresarios.
Recientemente, representantes de once organizaciones sin fines de lucro se certificaron como
administradores de incubadoras de microempresas comunitarias y solidarias.


Dieciséis representantes, provenientes de las once organizaciones, ubicadas en Adjuntas, Arecibo,
Caguas, Ceiba, Sabana Grande, San Juan, Maricao y Toa Baja, obtuvieron la certificación de Incubadora
de MicroEmpresas Comunitarias Solidarias (iMECs). También se certificó un representante del
Municipio de Toa Baja.


El currículo de la certificación incluye conceptos de la economía solidaria, detalla las herramientas para
la incubación de proyectos de autogestión empresarial, presenta modelos para la estructura operacional
de una iMECs, desarrolla destrezas para la contratación y manejo de los recursos humanos, entre otros
temas. Los talleres, que constaron de 35 horas de formación, culminaron el 17 de noviembre de 2021.
No obstante, los participantes que implementen el modelo recibirán acompañamiento/mentoría de los
proveedores de la certificación, Consultores Comunitarios Inc.


Una de las participantes, Migdalia Pérez Montalvo, coordinadora de microempresas de la Asociación
Comunidades Unidas Trabajando Solidariamente (ACUTAS) y dueña de la microempresa MAMY’s
Sweets & Food, dijo que la capacitación le permitió “adquirir nuevas herramientas para trabajar en la
comunidad, para llevar de la mano a las personas que tienen una idea de negocios, un acompañamiento
eficaz. Aprendimos una manera de activar la economía de manera solidaria, y eso es importante porque
luego de María aprendí que no es la ganancia de uno solo o unos pocos, sino de una comunidad
completa”. Pérez Montalvo comenzó sola su negocio de comida y ahora ya tiene tres empleados.


Este es el segundo ciclo de talleres conducentes a la certificación —el primero se celebró en el 2019 y
participaron 12 organizaciones, de las cuales 9 se encuentran muy activas incubando microempresas
solidarias. Una de las participantes de ese primer ciclo, Jarelly Flores Torres, directora ejecutiva de Eco
Recursos Comunitarios, Inc. (ERCO), que tiene a su cargo la incubadora GANAS, destacó que “en ERCO
llevábamos tiempo haciendo procesos de incubación, pero no fue hasta que me certifiqué en el modelo
iMECs que mi visión cambió. El modelo solidario era algo que ya aplicábamos a nuestro currículo de
incubación, pero el certificarme me ha permitido tener más conciencia de los principios de la
solidaridad; un modelo que agrega valor a nuestra economía local favoreciendo a todos los que
participan de esta, incluyendo el medio ambiente. Esta certificación, también nos ha brindado una serie
de herramientas útiles que hemos logrado incorporar a nuestros procesos de incubación; con la
finalidad de promover, de forma más efectiva, estos principios entre nuestros participantes. Para que
éstos continúen esparciendo la semilla de la solidaridad dentro de sus comunidades. Un ejemplo es el
empresario de “coffee shops” que opta por tazas comestibles para evitar el uso de vasos desechables.
¡Es una economía en la cual todos ganamos!”


Desde, 2009 hasta el presente año, GANAS ha incubado 216 ideas de negocios, desarrollado 64
microempresas y otorgado nueve micro préstamos.


“Celebramos que con esta iniciativa estamos activando la economía desde la misma base de la
comunidad. Incidiendo en el fortalecimiento de los capitales comunitarios, para desarrollar prosperidad
personal y comunitaria. De esta forma continuamos fortaleciendo el capital humano y social en nuestras
comunidades”, dijo el presidente y principal oficial ejecutivo de la FCPR, el doctor Nelson I. Colón
Tarrats. La FCPR ha definido una teoría de cambio, cuyo componente medular es la estimulación de los
capitales comunitarios para lograr prosperidad comunitaria y justicia social. Los capitales comunitarios,
son: personal, social, físico, financiero, cultural y ambiental.


Nelson Reyes-Del Valle de Consultores Comunitarios (ConsultCom) indicó, “que Puerto Rico necesita
impulsar la autogestión empresarial desde lógicas solidarias. Nuestro modelo de Incubadora de
MicroEmpresas Comunitarias Solidarias (iMECs) es una alternativa para aquellas entidades que quieren
facilitar procesos de desarrollo económico”.


Las organizaciones e incubadoras que participaron en este ciclo fueron: Fundación Bucarabón, Instituto
Investigación y Acción en Agroecología, Ecorecursos Comunitarios, Casa Tereques, Centro Paz para Ti,
Aprodec-Centro Ecoturístico del Este, Corporación de Desarrollo Comunitario y Económico, Casa sin
Fronteras, Centro Sor Isolina Ferré, Connecting Paths y Acutas- Asociación Comunidades Unidas
Trabajando Solidariamente.


La iniciativa cuenta con el apoyo de Rural Development – el ciclo de 2019 contó con el apoyo del Center
for Disaster Philanthropy.

TAGS:

0

Leave a Reply

Your email address will not be published.